VIVIENDA UNIFAMILIAR EN MONTSERRAT

Esta vivienda particular se enclava en lo alto de una colina, próxima a un acantilado sobre la huerta, con vistas al interior de la comarca, y se ideó como residencia permanente.

Consta de dos volúmenes claramente diferenciados, que además acogen los diferentes usos de la vivienda. El primero, de volumetría regular, prismática, recta, alberga las zonas de noche y de servicio, con tres dormitorios, dos baños, una cocina y una galería. El segundo, con cubierta inclinada, constituye el salón comedor a doble altura y un despacho en planta primera, volcado al espacio inferior. La cubierta acompaña con su inclinación a la escalera de subida. Ambos cuerpos aparecen decalados entre sí, generando los accesos y una terraza exterior, con una continuidad entre el acceso frontal, el espacio principal de salón, y la parte posterior de la parcela a través de una amplia cristalera.

El acceso en desnivel se resuelve mediante una serie de terrazas, para evitar la presencia de una larga escalera hasta el umbral.

Consta con instalación de calefacción mediante caldera de biomasa, que reduce las emisiones al máximo y genera un agradable ambiente interior, gracias al suelo radiante, para evitar pérdidas de calor en la doble altura.